El Bondage o el Arte de atar es un arte ancestral que se ha usado tanto para causar placer como para causar dolor. Sin embargo, mucha gente ya de por sí asocia Bondage a Sado y eso sí que es totalmente incorrecto. En la actualidad el Bondage nos permite encontrar más placer en determinadas zonas mediante la concentración de sangre en las misma. No tenemos que confundir la agrupación de las siglas BDSM ( Bondage, Dominación, Sumisión y Masoquismo ).

Estar atado o atada te obliga a confiar en la persona que tienes delante, pero cuando te olvidas de esa obligación y te concentras en tu placer, en la situación, esas cuerdas o cadenas ya no son limitaciones sino extensiones de la persona que te ha atado, de ti misma y de la situación.

Artículos Relacionados

2 Respuestas

Utilizamos cookies de terceros para garantizar una mejor navegación a través de nuestro sitio web.
Saber más sobre las cookies