Pasión en la cocina. Relatos eróticos.

  Entra el otoño con un marcado sentido a sobriedad. La gente empieza poco a poco a coger las chaquetas para aguantar el frío matutino y luego soportar ese calor que llega al mediodía. !Qué tiempo más a...

Soy indecente

Nunca me he despistado demasiado para que me encuentres en una situación indecente o provocativa. Es por eso que, desde hace un tiempo, me he propuesto aprovechar cualquier momento para provocarte, para seducir...

Solo fue un sueño

He vivido mucho tiempo en un sueño. Fue un sueño claro, ideal, perfecto y tan real como la vida misma, pero ahora, pasado un tiempo, me doy cuenta que esta sumergido en una pesadilla peligrosa y a su vez in...

Ese soy yo

Así soy yo y ya no hace falta seguir engañándonos. Llevo demasiado tiempo mostrando una persona, un hombre, un ideal que ni tan siquiera se asemeja a lo que yo soy. Yo soy pasión, soy entrega, soy fuego. Pued...

Castígame

Siempre he preferido ser el amor, el que controla la situación, pero ahora quiero que me castigues. Que me castigues tan duro como puedas y si eres capaz, no sientas compasión por mi. Ahora soy tu esclavo y...

Boys don’t cry

La amistad ese bonito estado donde entran dos y pueden entrar tres. Quien no ha sentido curiosidad y deseo de entrar en tales juegos. Ya desaparece la pareja y entra en escena el trío. Fantasías eróticas que to...

Zapatos rojos, mi yugo.

Desde cuando ha nacido en mi esa fascinación por el calzado de mujer. Ese calzado que la estiliza y la convierte en diosa. Que la eleva arqueando su pie hasta lo inimaginable y que igualmente se convierte e...

Subyugada a la tecnología

¿Hasta donde hemos llegado que nos han vinculado tanto las máquinas que crean un mundo adaptado a sus necesidades usando nuestros cuerpos? ...

Sexo en estado puro

Mi cuerpo ya no puede más, busca las caricias, los besos, el contacto de la piel, del sexo, de la esencia que todo ser vivo busca y alcanza una y otra vez. La unión de los cuerpos, el sexo, los flujos, el sud...

Sedúceme para aliviar mis pecados

Sedúceme y haz que mis pecados sean perdonados. Haz que tu cuerpo ejecute las maniobras necesarias para aplicar sobre mi cuerpo, sobre mi piel, sobre toda mi alma los castigos sexuales más atroces y desverg...

Haciendo el amor al atardecer

Tener sexo es maravilloso pero aun lo es más cuando existe esa conexión que lo hace especial con la otra persona. Dejando esto dicho y pensando en cuando el sol va desapareciendo en el horizonte y poco a poco n...

Listening the music

Relajante poesía que atraviesa tus oídos hasta enfrentarse a tus tímpanos, deja que el tiempo vuele mientras yo capturo el momento. Sensuales y melodiosas notas que excitan tu cuerpo desnudo y hermoso. Esta...

Llámalo sexo

No juegues conmigo y permite que te diga algo, yo a esto lo llamo sexo, sexo duro, sexo pasional, sexo con o sin amor, pero sexo al fin y al cabo. No me vale que intentes adornarlo con florituras ni con bonitas...

Atado a tus pecados

Condenado a estar atado a tus deseos. No seas caprichosa y déjame disfrutar de tu cuerpo libremente. Atado a tus pecados, en la cama entre sábanas, sudor y lágrimas. No seas caprichosa y déjame que sea ...
article placeholder

Tensión sexual resuelta

La hora del reloj digital parece detenerse en el mismo instante que mi esperma fluye por las cavidades de mi cuerpo hasta impactar contra el interior de tu sexo. Detenido el tiempo, tu y yo somos un sol...
article placeholder

Tus labios, mi pecado

Quiero besar tus labios, hasta perderme en la nada, no recordar al segundo siguiente su sabor, su contacto, y querer más hasta empezar de nuevo a olvidar. Te deseo, desde la oscuridad de la noche a la luz d...
article placeholder

Soy un espíritu

Soy un espíritu que quiere existir lo más cerca de ti. Aparecerse cuando menos te lo espera y rodearte con mi alo y sentir casi tu cuerpo, cuerpo que yo no tengo... ...
article placeholder

Tareas domésticas

Mientras desayuno, y como quien no quiere la cosa, entras en la cocina con lo mínimo puesto y me provocas como tu sabes...y yo, morbosamente me dejo envelesar por tus encantos ...
article placeholder

Juegos orales

Como si se tratara de la propia aventura de Alicia en el país de las maravillas, tu boca juega con mi falo creando un mundo de sensaciones que me perturban ...